Encuentro

 
 

ENCUENTRO

 

I.- Génesis 50:24-25  “Dios ciertamente os visitará”

Cuando recibes una visita sea inesperada o planificada se produce un encuentro. En este episodio antes de la muerte de José, él les dice a sus hermanos “Dios os visitará”.

Los encuentros con Dios (en la Biblia) son inesperados, por ejemplo:

  1. Jesús visita a Marta y María
  2. Saulo tuvo un encuentro con Dios
  3. Dios tuvo un encuentro con Adán y Eva
  4. Jesús tuvo un encuentro con Zaqueo
  5. El ángel visitó a María
  6. El faraón de Egipto.

 

 Y  muchas otras visitas y/o encuentros podemos encontrar en la Biblia

 

II.- Consecuencia de un ENCUENTRO

Cuando alguien llega a tu casa, sea inesperado o planificado, produce algo agradable o  no tan agradable dependiendo de quién sea y del motivo por que los trae a tu casa, por ejemplo: una amiga que no  has visto en años, la visita del pololo o polola, la visita de tus padres, del hijo que estudia lejos y llega de vacaciones, del nieto todos estos encuentros  producen alegría, contentamiento; por el contrario, un vecino que viene a conversar sobre un problema, o los ladrones que entraron a tu casa, son  desagradables. Podríamos seguir mencionando más situaciones. Lo cierto es que un encuentro produce o deja algo, por ejemplo:

  • Saulo se encontró con Dios y fue transformado
  • El faraón de Egipto también tuvo un encuentro con Dios (mediante Moisés) pero él no cambió
  • Jacob levantó una señal en el lugar donde había hablado con Dios. (llamó ese lugar Bet-el)

 

¿Dios te ha visitado últimamente?

¿Tienes tus encuentros con Dios a diario?

¿Qué te ha dicho Dios en el último encuentro?

¿Estos encuentros han producido en ti cambios?

Tu testimonio debe ser siempre del último encuentro que tuviste con Dios, los encuentros con Dios deben producir en nosotros un anhelo que querer ser mejor cada vez, debe producir cambios, por ejemplo:

  • Génesis 18:1-3  Tres varones pasaron por la tienda de Abraham y les pidió “Señor si ahora he hallado gracia en tus ojos, te ruego que no pases de tu siervo”
  • Génesis 32:26-28 Cuando Jacob lucha con el ángel en Peniel, “no te dejaré si no me bendices…. Y has vencido”
  • Génesis 35:3  Dios bendice a Jacob a pesar de todo lo sucedido con su hermano (Esaú) “me respondió en el día de mi angustia”. De seguro que Jacob buscó incansablemente el perdón de Dios y su bendición y la obtuvo

No debemos cansarnos de pedirle que nos bendiga cada vez que tengamos nuestros encuentros con Dios.

Ellos y muchos otros personajes de la Biblia han tenido una visita o un encuentro con Dios; y a ti ¿te ha visitado Dios? ¿Has tenido un encuentro con Dios?.... Esto se verá en tu vida diaria. Los encuentros deben producir cambios en tu vida: Temor a Dios, respeto a Dios, una vida agradable a él y bendecida por Él.

 

III.- El Temor a Dios produce bendición

Éxodo 1:17  “Pero las parteras temieron a Dios…” me imagino que ellas tuvieron un encuentro con Dios, por lo tanto la consecuencia fue esta: Éxodo 1:20 “Y por haber las parteras temido a Dios, Él prospero sus familias”. En otras palabras Dios bendijo no solamente a ellas sino también a sus familias.

Dios busca hombres y mujeres que le teman… “el principio de la sabiduría es el temor a Jehová” Proverbios 1:7.

Hay también bendición en la aflicción,  Génesis 41:52 “José llamó el nombre del segundo hijo Efraín porque dijo Dios me hizo fructificar en la tierra de mi aflicción”.

La aflicción trae crecimiento, madurez, fruto…  Romanos 8:28 “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien…”

 

CONCLUSIÓN

Una visita o un encuentro deben producir TRANSFORMACIÓN o CAMBIOS en ti.

Temor a Dios debe producir BENDICIÓN, AUN EN LA AFLICCIÓN.

¿Se da esto en tu vida hoy? ¿Dios te visita? ¿Tienes tus encuentros con Dios?

Si no estás siendo bendecido, entonces gime como el pueblo de Israel lo hizo y Dios escuchará tu clamor. Éxodo 2:23-24 “Y oyó Dios el gemido del pueblo”

Para finalizar Génesis 35:14 “Y Jacob erigió una señal en el lugar donde había hablado con él, una señal de piedra…”

Jacob levantó una señal de piedra en el lugar donde había hablado con Dios, cuando leí estos versículo me pregunté ¿Dónde está la piedra de mis encuentros con Dios?...... Hace algunos años cuando estuve trabajando en el Cuartel General Territorial, mi piedra estaba en el escritorio de mi oficina; cuando fui a Temuco, mi piedra estaba en el living de mi casa, me cambié de casa y mi piedra estaba en el comedor de mi nueva casa, ahora en el Cuartel, nuevamente, mi piedra está en el escritorio de mi oficina.

 

¿Dónde está tu piedra?  ¿Cuál es el lugar de los encuentros con tu Dios?
 
 
 
 ¿DONDE ESTÁ TU PIEDRA?
 

 

 

 

 

 

 

Meditación por Tte. Coronel Lilian S. de Argueda

Volver Biblioteca