Misericordioso

 
 

Misericordioso

Señor, deseo ser un buen misericordioso

Llevar  su Santa Palabra  al desvalido

Ayudar  al que  está  enfermo y  afligido

Y orientar al  pobre  pecador  perdido

 

Señor, como me agrada, misericordia tener

Del que está en el hospital postrado.

Del que tiene hambre y no tiene que comer

El que está en la cárcel de libertad privado.

 

Señor, le doy gracias por este don tan precioso

De  sentir y sufrir con las personas que sufren,

Compartir el dolor humano y llorar con los que lloran

Gracias  Señor por guiarme a ser misericordioso.

 

Autor Juán Von Hrómada  B.

 

 

Tags: Biblioteca