Toda la gente solitaria

 
 

Toda la Gente Solitaria

 

“No logro conciliar el sueño; parezco ave solitaria sobre el tejado”  (v. 7)

En la película El Náufrago, el personaje principal, Chuck Noland (representado por Tom Hanks), se encuentra varado en una isla desierta.  Tratando desesperadamente de preservar su sanidad mental, decide pintar, con su propia sangre, una cara sobre una pelota.  Le pone Wilson por nombre.  El sentimiento de soledad prima en la película, que se enfatiza por una hora de tiempo de filmación  dedicado a un vigilante silencio.

La soledad es un sentimiento aterrador, desolado.  Es posible estar rodeado de  gente e igual sentirse solo.  El salmista, en la introducción de este salmo, se lamenta ante el Señor.  Se siente solo, aislado.  La siguiente descripción nos hace comprender que su sensación de soledad es desesperada:

“Las cenizas son todo mi alimento; mis lágrimas se mezclan con mi bebida”  (v.9)

Muchas personas en nuestras comunidades están llorando por tener una amistad; que alguien reconozca que existen.  En la década del l960, los Beatles captaron este sentimiento desolado en una de sus canciones populares: ‘Eleanor Rigby’.  Las palabras se nos aparecen cuando oímos al Padre McKenzie escribiendo un sermón que nadie oirá porque nadie entra a la iglesia.  Y Eleanor Rigby, que murió sola – sin que nadie asistiera a su funeral.  Personas solitarias.

Los Chucks, los Padres McKenzie y las Eleanor Rigby nos rodean.  El salmista finalmente se llega a dar cuenta que Dios sí está  con él.   Que nosotros podamos ayudar a que otros se den cuenta que Dios también está con ellos y que pueden tener una eterna relación con el Todopoderoso.

Acción

Contacte hoy a alguien que usted sabe está solo.   Hágale sentir que usted le importa  y, sobre todo, que Dios le ama y le cuidará.