Responsabilidades para el año nuevo

 
 

                                                                               

Responsabilidad para el Año Nuevo

Salmos 101

“Quiero cantar al amor y a la justicia;  quiero, Señor, cantarte salmos” 101:1

Dios nos ama.   Y Dios es justo.  Esto es lo que nos dice al inicio de este salmo, y al principio de este nuevo año.  Tenemos que creer que estas dos afirmaciones son verídicas, y creerlo con todo nuestro ser.  Si lo hacemos, tenemos la responsabilidad espiritual de vivir una vida que refleje lo que creemos – vivir una vida pura y santa.   

Y porque Dios es leal para con nosotros, nosotros debemos ser leales a él, y cantar sus alabanzas.  ¿Cómo podemos demostrar una responsabilidad divina?  El salmista nos lo dice, verso por verso.

Conducirnos con integridad de corazón. (v.2)   Es una decisión que tenemos que tomar.  ¿Podemos hacer una resolución de año nuevo de vivir diariamente para él?

No nos pondremos como meta nada en que haya perversidad,  (v.3)  Debemos pedir que Dios proteja nuestros ojos.  Que no miremos cosas que puedan dañarnos espiritualmente.

Alejaremos de nosotros toda intención perversa; no tendrá cabida en nosotros la maldad.  (v-4).  Diariamente debemos acercaros a Dios con un corazón puro.  Como sus hijos, tenemos esta responsabilidad espiritual.

Seremos personas humildes  (v.5).  Ser humildes significa tomar la imagen de Cristo.  Ser como Jesús.  ¿Lo creemos posible?

Nos preocuparemos de otros.  (v.6).  Al preocuparnos de otros, como dice el salmista, ellos también nos ministrarán a nosotros.

Hablaremos la verdad. (v.7)  No solamente hablaremos la verdad.   Viviremos la verdad.  Esta es nuestra responsabilidad.

Odiaremos la maldad y lucharemos por el bien. (v.8).  Al hablar en contra de la maldad, deberemos luchar para promover la bondad de Dios.

 

Oración

Dios, yo quiero vivir mi vida como un cristiano responsable, lleno de amor.   Solamente podré hacerlo por tu gracia y el gran amor que tú tienes por mí.   Ayúdame cada día a ser más y más como Jesús.