Jesus, dondequiera tu pueblo se reuna

 
 

 

Jesús, Dondequiera tu Pueblo se Reúna 

Mateo 21:10 - 13

ªMi casa será llamada casa de oración” (v.13)

William Cowper, que vivió en el siglo 18, fue un poeta y escritor de himnos inglés asociado con John Newton.    Este último vio la necesidad de un local más grande para reunirse con gente a orar.  Cuando finalmente encontraron el lugar, escribió un himno para la inauguración.   

 

(Traducción libre del texto de la canción)
Jesús, doquiera tu pueblo se reúna.
esté presente tu misericordia.
Dondequiera te busquen, siempre te hallen,
convirtiendo en tierra santa cualquier lugar.

 

Es bueno reunirse para orar.  Es importante darnos cuenta del poder de la oración conjunta para fortalecer nuestra fe, imaginarnos cómo será el cielo cuando estemos todos reunidos ahí algún día.

Ahí podemos comprobar el poder de la oración.
para reforzar nuestra fe y aplacar el temor,
para que nuestros débiles deseos se eleven
y el Cielo se acerque ante nuestros ojos.        

 

A algunas personas les resulta difícil orar en voz alta ante otros.  Pero hay algo muy poderoso cuando la gente se reúne a orar.  Aunque sean pocos, Jesús estará presente – atento para que su corazón concuerde con el nuestro.  ¿Quieres orar conmigo hoy?

Señor, somos pocos, pero tú eres poderoso.
Tu brazo no es corto, ni es sordo tu oído.
Abre los Cielos, desciende enseguida,
y que nuestros corazones se comuniquen hoy con el tuyo