La Luz de los Hombres

 
 

La Luz de los Hombres

Juan 1:1 - 5

" En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres".  Juán, el autor del Evangelio, se refería a Jesús.  Comenzó a escribir su Evangelio diciéndonos que la venida de Jesús al mundo fue como la llegada de la luz.

Los Cristianos saben bien que en el mundo aún hay mucha oscuridad y maldad.  No podemos eliminar la oscuridad de una habitación simplemente barriéndola.  No podemos tomar puñados de oscuridad y echarlos por la ventana.  Si deseamos quitar la oscuridad, conseguimos una luz.  Y la oscuridad desaparece.  La luz brilla y vence a la oscuridad.

Cuando Dios envió a su Hijo al mundo fue como si enviara una luz.  Y esa luz sigue brillando en el mundo hoy. Ninguna oscuridad ha podido apagarla.

Los cristianos deben semejarse a su Señor.  Deben vencer las tinieblas del mundo, llevándole la luz.  La luz es Jesús es el que brilla en las acciones y en las palabras de los cristianos.  Debemos ser reflejos de esa luz en el mundo. ¿Cómo podemos hacerlo?  Manteniendo nuestros ojos fijos en él.

Oración:  Señor, que mi vida sea la lámpara através de la cual tu luz pueda brillar hoy.