Romanos 8

 
 

Romanos 8

26 de junio de 2015

Por Philip Layton

No hay condenación para aquellos que están con Jesucristo

Preguntas para compartir

  • ¿Entiendes y sientes lo mismo que Pablo en cuanto a que “gemimos dentro de nosotros mismos” (v 23)?
  • ¿Tienes momentos en los que deseas orar pero las palabras te fallan? (vs 26,27) ¿Cuan consoladores son estos versículos?
  • ¿Cómo interpretas las palabras de la predestinación (vs 29,39)? ¿Pablo se refería a los creyentes que ya habían fallecido? ¿Estaba hablando de judíos o cristianos en general?  ¿Este es un argumento de la predestinación para cada individuo?

 

Profundizando con “Palabras de vida”

La lectura bíblica de hoy es poderosa, habla del asombroso amor que Dios tiene por todos nosotros. El espíritu de Dios vive en nosotros, incluso si somos pecadores, no hay condenación.  Salvación, nueva vida.

Por que Dios nos ha dado su espíritu, ahora debemos responder:

Por tanto, hermanos, tenemos una obligación… (vs 12).

Esta “obligación” es “poner fin a las malas obras de la carne” para poder “vivir” (v 13) Es nuestra responsabilidad deshacernos de las cosas en nuestra vida que no son de Dios, sino también nutrir nuestra vida espiritual.  Pedir el Espíritu de Dios todos los días para limpiarnos y restaurarnos.

Hoy en día, leímos y escuchamos mucho sobre cuidar nuestros cuerpos físicos.

La gente se ejercita, come de manera apropiada, toma ciertas vitaminas. Todo esto es importante, también somos animados a cuidar de nuestra mentalidad y emociones. Leer material que nos enriquezca; escuchar buena música, que calme nuestro espíritu; también es muy importante desarrollar habilidades que nos hagan relacionarnos de mejor manera con los demás

Por sobre todas las cosas si crecemos en nuestro camino espiritual con Cristo, nos volveremos mas consientes de ser “hijos” del espíritu.  Para entonces, tendremos el maravilloso privilegio de llamar “Abba” a Dios.

Les permite clamar: « ¡Abba! ¡Padre!» (vs 15). 

 “Abba”- ¡Papá! Intimidad con Dios Creador: "... herederos de Dios y coherederos con Cristo (v 17)

Oración

Padre, es mucho para soportar. Todo lo que puedo decir como respuesta: “Gracias, Te amo Abba”