Romanos 16

 
 

ROMANOS 16

08 de julio de 2015 2015 
Por Philip Layton

Pablo envía sus saludos finales y les advierte contra las falsas enseñanzas

Preguntas para compartir

  • ¿Qué consejo le dió Pablo a la iglesia sobre los falsos maestros (v 17? ¿Es este un consejo que ayuda o dificulta la enseñanza de Romanos capítulo 15?
  • ¿En algunos casos mantener la unidad involucra crear una distancia entre la verdad y la falsa enseñanza?

 

Profundizando con “Palabras de vida”

Imagínate si todos nos detuviéramos a juzgarnos unos a otros. A la mayoría de nosotros nos gusta pensar que no juzgamos, pero muchos de nosotros se ha encontrado así mismo criticando o pensando algo que podría ser mejor. En lugar de eso, este pasaje de las escrituras nos dice que levantemos a los otros, tener los mejores pensamientos sobre los otros. Si todos hiciésemos esto el impacto en la sociedad sería tremendo.

Pablo señala que aquellos que  existen aquellos que son débiles en la fe: Los nuevos cristianos que aún no han alcanzado madurez; aquellos que se resbalan y caen fácilmente.

De nuevo, en vez de encontrar culpar a los otros, deberíamos animarlos. Para apoyar y levantar a los otros.

En los tiempos de Pablo había disputas sobre los días de alabanza, sobre cierta comida, sobre que funcionaba en el pasado. Todo esto no es muy diferente a la realidad de hoy en día, solo que nuestras disputas son diferentes. Hay disputas sobre los estilos de alabanza, ciertos códigos de vestuario, incluso sobre personas que tienen tatuajes, piercings o cabello extraño. Nos quedamos atrapados en eso, algunos temas pueden hacernos perder el foco de nuestras alabanzas. Un cristiano maduro no es superior ante los ojos de Dios. Juntos, estamos para glorificar a Dios. Este es nuestro objetivo y propósito en la vida. De hecho vivimos para morir por Cristo.

En la parte final de la carta de Pablo a los Romanos, él los incentivo a ellos y a nosotros a ser uno en Cristo. A disfrutar la libertad en Jesús: la liberación de lo que nos ata. Pablo quería que la iglesia fuera un lugar donde todas las personas se sintieran bienvenidas, aceptadas, apoyadas. Una vez que experimentamos esta unidad, vamos a estar seguros de la presencia permanente de Dios; entonces ninguno  de nosotros se separara de él.  

 A aquel que es poderoso para confirmaros según mi evangelio y la predicación de Jesucristo... al único y sabio Dios, sea la gloria para siempre por medio de Jesucristo! Amén (16:25, 27)

.Beverly Ivany