Juan 6 - 16 Abril de 2015

 
 

Juan 6

16 Abril de 2014

Jesús alimenta a los 5000, camina sobre el agua y se hace llamar el Pan de Vida

Preguntas para compartir

  • Los versículos 53 y 59 pueden dar la impresión de que se propone alguna forma de canibalismo ¿Esto es así o Jesús se refiere a su titulo de ser el Pan de Vida en respuesta a los versículos 30 y 31?
  • El versículo 35, ¿Te ayuda a entender lo que significa "comer" y "beber" en esa conversación?

 

Profundizando con el libro “Palabras de vida”

La vida es esencial, sin ella no tenemos nada; sin embargo, muchas personas desperdician las suyas y no producen frutos. Constantemente culpan a otros por sus circunstancias y debido a varias actitudes, su vida se vuelve miserable y deprimente.

La vida se trata del mundo físico, pero también del mundo espiritual, debemos traer un cierto balance a nuestras vidas en todo lo que hacemos, para que así un aspecto no sobrepase al otro, es importante tener refugio, comida, trabajo; sin embargo, existe mucho más que esto en la vida.

Jesús se sorprendió de la respuesta de las personas y la incapacidad de entender el significado de la vida eterna. Disfrutaron comer los panes y los peces que les proporcionó; pero había algo más en la vida que comer, la comida no es la fuente de la vida real, el Espíritu da vida; de hecho, el Espíritu es la fuente de toda vida.

La bondad de la vida recae enteramente en Dios, el Espíritu Santo impregna nuestro ser cuando aceptamos a Cristo como nuestro Salvador y nuestra vida se vuelve plena. De esto se trata la verdadera vida, pues con nuestra fe en Cristo, viviremos eternamente. Puede que hayan dificultades y pruebas, pero vamos a ser capaces de enfrentarlas si lo obedecemos y confiamos en su Espíritu.

¡Tenemos un Dios maravilloso que es difícil de comprender! Él simplemente nos pide que reflexionemos sobre él, y que confiemos en él durante los tiempos complicados y desafiantes.

Si vivimos con fe, el Espíritu de Dios nos dará la fuerza día a día para hacer frente a todo lo que sucede, el Espíritu Santo es la fuente de la vida y a pesar de nuestros deseos y de nuestra carne frágil, si ponemos nuestra confianza en Cristo, su Espíritu se convertirá en nuestra fuente de vida y fuerza ¡Él es nuestro origen, nuestra vida!

Oración

Oh Dios, Espíritu Santo, esta es mi vida, permanece siempre en mí y ayúdame a conocer diariamente tu apoyo nutrido de fuerza.