Juan 20 - 6 Mayo de 2015

 
 

Juan 20

06 de mayo del 2015

Jesús resucitado aparece ante sus seguidores


Preguntas para compartir

  • ¿Por qué crees que María no reconoció a Jesús (v 14)?
  • ¿Cuál fue el significado de las puertas cerradas y qué se puede aprender de esto (v 19, v 26)?
  • Como judíos, los discípulos sabían que había que adorar solo a Dios, nota lo que Tomás dijo (v 28) y como Jesús aceptó su declaración.


 

Profundizando con el libro “Palabras de vida”


“¡Señor mío y Dios mío!, exclamó Tomás” (v 28).

Todo lo que hay en mí, Señor, todo lo que hay en mí,
El tiempo y los talentos, día tras día,
Todo lo traigo a ti;
Todo lo que hay en mí, Señor, todo lo que hay en mí,
En tu altar yo dejo
Todo lo que hay en mí.

(SASB Coro 34)

En mi vida, a veces ha sido tan duro dar todo lo que hay en mí a Dios y mi enfoque no está mucho en la palabra "todos" como la palabra "yo". Como esposo, le comprometí mi matrimonio a Dios; como padre, le dediqué mis dos hijos a Dios y le hice promesas solemnes. Cuando me convertí en un oficial del Ejército de Salvación, me comprometí a servir a Dios y cumplir con las tareas y obligaciones de un oficial; como oficial de los cuerpos, traje personas a Dios con la guía del Espíritu Santo; como escritor del departamento editorial del Ejército de Salvación, le pido a Dios que me inspire y que utilice mis palabras para sus propósitos.

Es fácil prometerle tantas cosas a Dios, incluidas partes de mi vida y los dones que me ha dado; pero ¿significa lo mismo que "yo" a Dios? Aparte de lo que puedo hacer y cómo puedo servir y cuáles son las obligaciones que hago realmente, ¿He dado todo de mí a Dios?

Quiero que Dios tenga todo de mí: mi tiempo, talentos, energía, cuerpo, mente, alma, las emociones, el intelecto, la personalidad, los deseos, las actitudes, las pasiones, el compromiso, la vida privada, la vida pública, la vida familiar, la vida de la iglesia, la vida espiritual .

Quiero que Dios me tenga, Él me hizo; soy de Él, sin Dios no soy nada. Es absurdo que yo trate de ser un buen esposo, padre, hermano, hijo, oficial, vecino o ciudadano sin poner a Dios primero, yo soy lo que soy sólo porque Él es lo que es en mi vida.

Señor, en tu altar yo dejo… todo lo que hay en mí.

Hoy

Reflexiona sobre el coro y la Escritura que incluye Juan 1:12,13 y reconsidera la relación que tienes con Dios.


Volver lecturas bíblicas