Hechos 9 - 20 de Abril de 2015

 
 

Hechos 9

29 de mayo del 2015

La impresionante historia del encuentro de Saulo y Jesús


Preguntas para compartir

  • Saulo, un judío devoto, lo sabía todo acerca de Jesús, pero lo persiguió y más tarde lo adoró. ¿Esto fue una conversión o un llamado? Si fue una conversión ¿de qué?, Si fue un llamado ¿a qué?
  • A pesar de que la Iglesia se propagó a través de la persecución, se consolidó por un período de paz (v 31). Esto, ¿cómo puede mejorar nuestra comprensión de los problemas contemporáneos que enfrentan la Iglesia y las personas?

 

Profundizando con el libro “Palabras de vida”

Era el pensamiento revolucionario para el pueblo judío creer que Jesús era el Mesías prometido. Después, luego de que ascendiera al cielo, tener fe para creer que Jesús era verdaderamente el Hijo de Dios; pero muchos creyeron que todo era cierto y ellos querían imitarlo, de todas las formas posibles, para ser como él.

Es el pensamiento de transformación que hoy tenemos para dejar atrás un estilo de vida secular y ser como Jesús, porque es una nueva forma de pensar; una vida de humildad, sacrificio, servicio, entrega. Pero entonces, ¿Una vida de santidad? ¿Una vida llena del Espíritu?... para algunos es simplemente demasiado.

Se trata de la fe, la conversión, la espiritualidad profunda, una relación. El Ejército de Salvación ha escrito una serie de musicales, “Espíritu” es una de ellas basada en la iglesia primitiva. Un simple estribillo es:

¡Ser como Jesús! la esperanza me invade,
en cada pensamiento y acción, este es mi objetivo, mi credo;
¡Ser como Jesús! la esperanza me invade,
Su Espíritu me ayuda, como él seré.
(SASB coro 107)

Ser como Jesús es posible solo a través de su Espíritu.

Saulo, perseguidor de los primeros cristianos, tuvo un encuentro con Jesús camino a Damasco. Era como ningún otro, porque Dios sabía que Saulo iba a ser el que iba a difundir a muchos las buenas nuevas de Jesús, incluyendo a los gentiles. Antes de que pudiera ser usado por Dios, Saulo necesitaba estar lleno del Espíritu Santo, después de estar ciego, finalmente recibió su “visión”, física y espiritual. Luego, ya como Pablo, quería ser como Jesús; lo mismo es posible para todos nosotros.

 

Volver a lecturas bíblicas