Hechos 6

 
 

Hechos 6

15 de mayo del 2015

El número de creyentes continúa creciendo


Preguntas para compartir

Se acusó a Esteban falsamente, la iglesia primitiva tuvo problemas prácticos y administrativos que debía abordar (v 1). Los judíos aceptaron el evangelio y algunos sacerdotes creyeron (v 7).
¿Cómo interpretas el versículo 15? ¿Fue una característica física permanente, una temporal mientras Esteban era testigo de su fe, o algo más?

Profundizando con el libro “Palabras de vida”

Fue una noticia maravillosa saber que el número de aquellos que recibían la salvación estaba en aumento, pero la carga de trabajo del ministerio se hacía demasiado pesada. Los apóstoles predicaban el Evangelio con fervor y el ministerio estaba progresando; sin embargo, muchos estaban siendo rechazados como las viudas. Esto provocó el descontento, los apóstoles tuvieron que tomar medidas, por lo que sabiamente eligieron a otros, diáconos, para que llevaran a cabo la administración. Esto les permitió continuar la predicación y la enseñanza, las personas aún podían ser salvadas.

Había requisitos especiales para estos diáconos recién nombrados, el énfasis principal era que ellos estuvieran llenos del Espíritu Santo, fueran sabios y fieles. Estas disposiciones eran importantes para quienes necesitaban amor y cuidado especial, los diáconos necesitaban tener paciencia y ser, a la vez, fieles y honestos en todo lo que hicieran. Los diáconos tenían que tener una buena reputación, debían estar listos para orar por las personas en cualquier momento. Esta delegación de trabajo era esencial para los apóstoles; para la obra de la evangelización, y el servicio social era y es importante para aumentar el número de los que reciben la salvación.

La clave del éxito en el ministerio es que el Espíritu Santo sea libre para trabajar a través de las vidas de los creyentes, él necesita que se le permita tomar el control de vida de las personas, con el fin de que se haga la obra de Dios. Cuando somos humildes ante Dios, permitiendo que el Espíritu Santo de Dios obre en nuestras vidas, habrá resultados asombrosos. Tenemos que ser obediente a lo que Dios nos pide, por lo que el Espíritu Santo puede trabajar a través de nosotros. Si esto sucede, la gente se salvará y la Iglesia crecerá, el Espíritu Santo es la clave para el éxito en nuestro ministerio.

Oración

Señor, me conoces, perdona mi vanidad y enséñame a ser humilde siempre. Dame tu espíritu Santo para así poder trabajar arduamente por la salvación de otros. 
 
Beverly Ivany