Hechos 4

 
 

Hechos 4

13 de mayo del 2015
Por Philip Layton

El número de creyentes aumenta en gran cantidad


Preguntas para compartir

  • El número de hombres creyentes era de aproximadamente 5.000 (v4)
  • ¿Es extraño que Pedro y Juan fueran arrestados debido a aquellos que esperaban que la muerte de Jesús fuera el final?
  • La fidelidad de los apóstoles al Evangelio y la audacia en la predicación les trajo dificultades, pero también les trajo motivos para dar gracias a Dios.

 

Profundizando con el libro “Palabras de vida”

Nadie es capaz de poner fin a la verdad del Señor cuando está siendo revelada por el Espíritu Santo; cuando el pueblo de Dios confía en él y habla la verdad en su nombre, nada puede detener esto. Si las personas que escuchan el mensaje eligen creer o no, ya es otro asunto; pero la verdad de Dios nunca puede ser cubierta.

Aquí, en este pasaje, Pedro y Juan fueron ante los gobernantes, los ancianos y los maestros de la ley, las autoridades estaban tratando desesperadamente de detener su predicación, pero los dos discípulos respondieron con estas palabras:

“¿Es justo delante de Dios obedecerlos a ustedes en vez de obedecerlo a él? ¡Júzguenlo ustedes mismos!” (v19)

Tomó coraje decir la verdad, pero podían hacerlo porque estaban llenos del Espíritu Santo. Vivieron la verdad, no la ocultarían ni la comprometerían. Se atrevieron a arriesgar su vida por ello; esto fue y es un gran cambio de paradigma para todos los creyentes, incluso cuando vino la oposición, se negaron a ceder:

“De hecho, en ningún otro hay salvación, porque no hay bajo el cielo otro nombre dado a los hombres mediante el cual podamos ser salvos” (v. 12).

A lo largo de los siglos, el Espíritu Santo ha alentado e inspirado a los creyentes a dar testimonio de la verdad del Evangelio de Cristo a todas las personas. Quienes son salvados es a causa de la obra del Espíritu en sus vidas, es debido a las personas que se atreven a decir la verdad.

Hoy en día, con el mundo cada vez más y más secular, muchas personas no creen en Dios. Ellos no entienden la salvación; sin embargo, Dios los sigue llamando para llenarlos con su Espíritu Santo, ¿Nos atrevemos a decir la verdad de Dios a los demás?

 

Oración

Espíritu Santo, ayúdame a hablar por Dios para testificar su verdad hasta el fin de los tiempos.
¡Ese es el Espíritu!

 

Volver a Lecturas bíblicas