Hechos 25

 
 

Hechos 25

11 de Junio de 2015

Por Philip Layton

Pablo es juzgado,Pablo testifica ante Festo y el Rey Agripa

Preguntas para compartir

  • Compara la defensa de Pablo con el silencio de Jesús en su juicio. ¿Qué opinas del contrate?

Profundizando con “Palabras de Vida”

Unos días después  Festo  recibió una visita de Herodes Agripa II y su hermana. Este Agripa es el hijo de Agripa I, quién era el nieto de Herodes el Grande. Cualquier mención de la dinastía de Herodes en las escrituras, nos hace contener nuestro aliento, porque todo Herodes era violento y brutal.

Pablo no parecía asustarse al saber que sería escuchado ante líderes cada vez más poderosos. De hecho se deleitaba ante cada oportunidad de dar su testimonio y hablar de Jesús. Cada uno de los líderes que interrogaba a Pablo ignoraba los temas teológicos, pero tenían una agenda de intereses políticos egoístas. Estos dos factores combinados sirvieron para salvaguardar la vida de Pablo de sus rivales judíos.

Como Festo era un gentil y Agripa y su hermana eran judíos seculares, “Festo estaba bien informado de todas las tradiciones y controversias de los judíos” (26:3). Festo les pide ayuda  para solucionar el “problema de Pablo”. Agripa ya sabía algo sobre el caso, porque el era el curador romano en el templo de Jerusalén. Pese a que el no estaba a cargo el día en que Pablo fue acusado de profanar el templo (21:28), Seguramente Agripa escucho sobre eso.

Festo resume el caso de Pablo, cuenta como heredó el prisionero de Félix, Llena los vacíos del relato de  los hechos ocurridos en la reunión de Jerusalén con los lideres de los Judíos (25:2). Él conto que inicialmente el Sanedrín quería declarar culpable a Pablo sin un juicio previo. (v 15). Además afirma que no es costumbre de los romanos entreguen a cualquier persona, antes de que el acusado haya tenido la oportunidad de hacer su propia defensa

Festo no menciona  que la condición de Pablo como ciudadano romano le daba derecho a un juicio justo. De hecho, parecen haber llegado a la conclusión de que no hay ningún caso en absoluto en contra de Pablo y la disputa es sobre una cuestión de religión, en el corazón del prisionero que cree en la resurrección de Jesús.

Para reflexionar

Si estuvieses en un juicio por servir a un Salvador resucitado. ¿Qué evidencia convincente habría?