Hechos 22

 
 

Hechos 22

08 de junio de 2015 

Por Philip Layton

Pablo plantea sus orígenes judías

 

Preguntas para compartir

Dios habló a través de una visión (vs 17-21) ¿Aún lo hace así o fue ese un fenómeno de la primera iglesia?

Profundizando con palabras de vida

Pablo finalmente llego a Jerusalén y fue recibido afectuosamente. El estaba ansioso por encontrarse con Santiago, para contarle que estaba ocurriendo con los gentiles. Historias maravillosas y milagrosas. Pero en poco tiempo, Pablo fue arrestado, aunque no abatido. En vez de eso, él tomo la oportunidad para dar su testimonio.

¿Qué tan a menudo entregamos nuestro testimonio? Tal vez usted es un poco como yo, preguntándose si alguien realmente quiere escucharlo. Tal vez no es dramático como la historia de conversión de Pablo. Además todo el mundo esta tan atrapado en sus propias, vidas que simplemente no tienen tiempo, para escuchar sobre algo que nos paso hace mucho tiempo.

Siempre se me reprocha cuando empiezo a pensar entre estas líneas. ¿Por qué?

Por que esto no trata de mí en lo absoluto. Mi testimonio es totalmente acerca de Cristo y yo debería compartirlo con alguien todos los días de mi vida. Pablo no tenía miedo, ni renuencia en contarles a otros sobre Jesús, aunque hubiese una cara de enojo en el público, el Sanedrín o al pararse delante de reyes y gobernantes, el siempre estaba dispuesto y ansioso en entregar su testimonio, incluso cuando la persecución o la posible muerte eran inminentes.

Muchos escucharon el testimonio de Pablo, incluso el Rey Agripa le dijo a Pablo:

 “¿Tu crees que en tan poco tiempo, puedes persuadirme de convertirme en Cristiano?” (26:28)

La respuesta de Pablo al rey, fue que el oraba por toda la gente que escuchaba su testimonio, para que pudiera venir a Cristo. No es este nuestro objetivo, es nuestra súplica, ¿que la gente acepte a Cristo como su Señor y Salvador? Entonces si es así tienen que ver algo en nosotros que sea llamativo; palabras de nuestros labios que sean convincentes.

Nuestro testimonio trata completamente sobre Jesús y la transformación que ha hecho en nuestras vidas. ¿Lo compartiremos con alguien hoy y todos los días?