Hechos 18

 
 

Hechos 18

02 de Junio de 2015

Por Philip Layton

Pablo alienta a las iglesias de Corinto, Éfeso, Antioquía y Galacia

Preguntas para compartir

  • El versículo 2 ayuda a fechar los viajes de Pablo, ¿Cuándo crees que fueron?
  • La noticia de la expulsión de los judíos de Roma nos ayuda a entender la carta de Pablo a los Romanos.
  • Pablo hacía tiendas (v. 3). Si tratas de testificar y tienes oposición (v 6) ¿dejas la situación con Dios y sigues adelante?
  • Pablo se quedó por algún tiempo en Corinto (v.11).
  •  

Profundizando con “Palabras de vida”

El emperador Claudio expulsó a todos los judíos de Roma en el 50 A.C, incluyendo a Priscilla y Aquila. Un año después terminaron en Corinto, donde conocieron a Pablo. Asumimos que ellos ya eran cristianos, porque los tres conectaron de buena manera. También sus ocupaciones como fabricantes de tiendas los reunió.

Mucho antes de que Pablo viviera con esta pareja casada, disfrutando su rica fraternidad. Él buscaba instalar una iglesia en Éfeso. Conociendo la capacidad de los dos individuos y su pasión por la misión, Pablo decidió preguntarles si les gustaría acompañarlos allí. Ellos accedieron de buena gana y una vez que llegaron a Éfeso, su nuevo hogar pronto se convirtió en una iglesia. Ellos eran hospitalarios y abiertos a recibir visitantes, hablar con ellos,  apuntando gente a Cristo.

Pablo dejó a Priscilla y Aquila, sintiendo confianza en ellos como líderes. En un momento dado escucharon a un elocuente hombre, Apolos, un judío de Alejandría, hablando en la sinagoga. Algo no estaba bien sobre lo que el decía. Apolos no conocía la completa historia de Cristo, perdiéndose algo fundamentan en sus enseñanzas. Él habló del bautismo de Juan, pero no fue más allá. En vez de señalarle el error en sus enseñanzas de manera pública, ellos llevaron a Apolo a su casa y le contaron sobre Cristo:

Al oírlo Priscila y Aquila, lo tomaron a su cargo y le explicaron con mayor precisión el camino de Dios. (v. 26)

Después de pasar tres años en Éfeso, la pareja regreso a Roma. Muchas veces arriesgaron sus vidas por Pablo. ¡Todo por Jesús! Una de las catacumbas más antiguas en Roma, “El Cementerio de Priscilla”, fue nombrada así en honor a Priscilla. También existe una iglesia en Roma, que tiene la inscripción: “Titulus Aquila y Prisca” (Titulus: iglesia titular, grupo de antiguos templos cristianos de Roma destinados inicialmente a la evangelización o misión local) (Prisca es el diminutivo de Priscilla). Monumentos a la piadosa pareja de casados.