Gálatas 4

 
 

GÁLATAS 4

24 de Agosto de 2015
Por Philip Layton

 

Pablo se preocupa por los Gálatas

Preguntas para compartir

  • ¿Es esta una evidencia mayor del aguijón de la carne que se mencione en 2 Corintios capitulo 12? ¿Esto pudo ser resultado de ser cegado cuando fue llamado por Jesús la primera vez? ( ver capitulo 9)
  • Pablo habla sobre la realidad de la recaída o el retroceso, la pérdida de la felicidad en la santidad y el alejarse de la salvación (vs 8-20) ¿es posible que también recaigamos el día de hoy?

 

Profundizando con “Palabras de vida”

No hay nada como ver como alguien viene a Cristo y muestra evidencia de felicidad, libertad, perdón, cambio, transformación. Ellos brillan gracias al espíritu de Dios, el cual habita en su interior. Ellos fueron adoptados en la familia de Dios, convirtiéndose en algo nuevo en Cristo. Nada se puede comparar a esto. Entonces el tiempo pasa, la felicidad decrece, el entusiasmo igual, todo se pierde y el caminar Cristiano se vuelve mundano. ¿Qué sucedió?

Pablo muestra genuina preocupación mientras interroga a los Gálatas en su  carta, diciéndoles: ¿Como es posible que regresen a las viejas costumbres, a la manera en que vivían antes de conocer a Cristo? Tal vez no cometían los mismos pecados, pero estaban en un estado de esclavitud a la antigua vida, esto según palabras de Pablo. Luego les dijo: “temo por ustedes (v 11)”

Él hizo un llamado personal, por quienes el llamaba de manera genuina sus hermanos  (v 12). Él anhela que sean revitalizados en su espíritu para que no sean prisioneros, sino que sean libres.

Yo amo a mi esposo, Dave. Él es mucho más preocupado que yo. Él gentilmente me empuja, para que avance más allá de cualquier miedo que yo pudiese tener. Un día hicimos un descenso en aguas rápidas. Ha sido una de las mejores experiencias que he vivido y viví para contarlo. ¡Rápidos, agua, velocidad, miedo, fantástico! Sí, Dave se preocupó por mi seguridad y al principio pudo entender mis dudas. Porque él se preocupó por mi, yo confié en él. Fue una experiencia  emocionante.

Tener el gozo del Señor en el interior es mucho más que esto. Es algo que se debe en gran medida atesorar. ¡Es tan revitalizante y tonificante! Tal vez sea necesario revivir la experiencia de  la conversión, para asegurarse de que se desborde la alegría de Cristo en nuestra propia vida.

Tal vez estemos consientes del liderazgo de Dios. Puede que logremos ser gente que apoye a las otras personas para que caminemos junto a nuestros hermanos y hermanas. Todo se trata de mostrar preocupación, compasión, cuidado e interés. Se trata de dejarlo todo en Cristo.