Efesios 6

 
 

Efesios 6

03 de septiembre de 2015
Por Philip Layton

Pablo Describe La Armadura Espiritual Necesaria Para La Guerra Espiritual

 

Preguntas para compartir

  • ¿Hay un diablo (vs 10-18)? Si es que lo hay ¿Tiene poder sobre nosotros?
  • ¿Por qué se nos dio una “armadura” para usar? ¿Cuándo fue la última vez que chequeaste tu armadura espiritual?
  • ¿Quién le dio a Pablo las palabras para atestiguar (v 19)?

 

 Profundizando con "Palabras de Vida"

La guerra espiritual está en todo lo que nos rodea. Numerosos libros se han escrito sobre este tema, y ​​se ofrecen varios seminarios  sobre la guerra espiritual. Pero esto no es nada nuevo. Las fuerzas espirituales de maldad se enfrentaron por primera vez en el Jardín del Edén cuando Eva fue tentada a comer el fruto prohibido. Desde el principio Satanás, es el autor del mal, ha hecho todo en su poder para alejarnos  de Dios. Ese su principal objetivo - a través de la tentación y el engaño.

Pablo nos dice a nosotros, tal como dijo a los Efesios, que a fin de combatir este mal vamos a ponernos la armadura de Dios para que nos ayude a pelear y a ganar la guerra espiritual. Tal vez esto  nos recuerde a algunos de nosotros los días de escuela dominical, pero no es un tema "infantil". Es algo para ser tomado muy en serio y la "armadura" se debe poner de forma permanente. Solo así habrá victoria.

Cinturón de verdad. El cinturón  sujeta la túnica de un soldado para la seguridad. El cinturón reúne todas las verdades espirituales.

Coraza de justicia. La coraza cubría el torso del soldado. Justicia - una vida santa - es nuestra protección contra Satanás y sus tácticas.

Botas del Evangelio. Los soldados llevaban botas con clavos para sujetarse a la tierra. Hemos de estar firmes en las buenas noticias de Dios para traer la paz.

Escudo de la fe. El escudo protege el cuerpo del soldado. La confianza del creyente en Dios es necesaria para combatir la tentación del pecado.

Casco de la salvación. Satanás siembra semillas de  duda, de desaliento. Debemos proteger nuestra mente, nuestro estatus confianza en Cristo.

Espada del Espíritu. La Palabra de Dios es la única arma que necesita un creyente - para él es infinitamente más poderoso que cualquiera de los dispositivos de Satanás.

Oración

Señor, la guerra se está librando a mi alrededor. Quiero estar equipado para resistir la tentación, a través del poder de tu precioso Espíritu Santo.

Beverly Ivany