Efesios 5

 
 

Efesios 5

02 de septiembre de 2015
Por Philip Layton
 
 

Una corta guía para  la vida santa y un llamado al respeto mutuo dentro del matrimonio

Preguntas para compartir

  • Pablo continúa describiendo los requerimientos para una vida en santidad (vs 1-7)
  • ¿Podemos usar este conocimiento para limpiar nuestro comportamiento? ¿O se usan para describir las cosas que justificamos?
  • Algunas personas usan este pasaje (vs 21-33) para decir que las enseñanzas de Pablo sobre el matrimonio son sexistas. ¿Estas de acuerdo con esto o es una malinterpretación?
  • ¿Este texto ordena amor mutuo y respeto dentro del matrimonio?

 

Profundizando con “Palabras de vida”

Para poder tener unidad en el cuerpo de Cristo, habiendo recibido bendiciones espirituales, necesitábamos ser marcados por el Espíritu de Dios.

Por lo tanto, tenemos que vivir una vida de amor, caminar en el amor ¿Por qué? Porque Dios nos amo primero hasta el punto de sacrificar su propia vida por nosotros. Estamos para entregarnos por los otros. Dispuestos a sacrificar nuestras comodidades para ayudar a los otros de cualquier manera posible. Para seguir a Cristo en todas nuestras acciones y proyectos.

Por lo tanto, somos imitadores de Dios.  La palabra “imitadores” viene del término griego que describe a la palabra “mimo”. Un mimo es un artista, que sin decir ninguna palabra representa una persona e incluso una historia, todo a través de gestos, expresiones fáciles y acciones de manera tan vivaz, que el mensaje puede ser claramente entendido.

Por lo tanto, cuando Pablo dice que debemos imitar a Dios, él quiere decir que vivamos como Cristo. Entonces, incluso si no decimos nada, la gente sabrá de su amor por medio de nuestro comportamiento y compasión. Estamos para vivir como Cristo, sin siquiera un indicio de la impureza.

Entre ustedes ni siquiera debe mencionarse la inmoralidad sexual, ni ninguna clase de impureza o de avaricia, porque eso no es propio del pueblo santo de Dios. (v 3).

Por lo tanto, estamos para vivir vidas “como hijos de la luz” (v 8). Luz que hace que todo sea visible, nada oculto. Nuestras vidas deben ser de confianza, de verdad, transparente. Debemos aprovechar al máximo todas las oportunidades; actuando con prudencia, mientras que nos esforzamos diariamente para vivir por Cristo

Por lo tanto, vamos a cantar y hacer música en tu corazón para el Señor (v 19) agradeciéndole por el privilegio y el honor de ser sus hijos. Por él es nuestra vida, nuestro aliento.

Beverly Ivany