Efesios 2

 
 

Efesios 2

28 de Agosto de 2015
Por Philip Layton

Salvados por la Gracia, no por las obras

Preguntas para compartir

  • ¿Cómo somos salvados (v 8)?
  • ¿Nos salvan los rituales, las ceremonias, los buenos actos, ir a la iglesia y la lealtad a los cuerpos (v 9)?
  • Como cristianos con la promesa de la vida eterna por medio de la fe en Cristo, ¿Podemos relajarnos y no preocuparnos sobre nuestro comportamiento (v 10)?

 

Profundizando con “Palabras de vida”

Hoy en día muchas personas hablan de la crisis de la mediana edad. Las librerías están llenas de libros de autoayuda para superar “las dificultades” de la vida. Algunos hombres y mujeres que están en sus cuarentas y cincuentas dicen que la crisis ocurre cuando llegan a cierta edad.

Ellos se cuestionan que han logrado en la vida, si es que son lo suficientemente buenos. Ellos se preguntan si van a triunfar o serán reemplazados. La vida doméstica presenta ciertas presiones. Los adolescentes se expresan en maneras que a veces son complejas de manejar. Los padres mayores demandan tiempo. ¿El matrimonio? Algunas parejas empiezan a mirar hacía otro lado por emociones, lo que es muy peligroso.

Tal vez este es el tiempo cuando todos nuestros objetivos necesitan ser redefinidos, las prioridades reordenarlas. Necesitamos un tiempo claro para entender quienes somos. Para enfocarnos en Dios, pedirle a cristo que nos ayude a redescubrirnos en él. Más que una crisis de mediana edad, que nos hace vulnerable a las cosas que no son de Dios, necesitamos ¡un despertar de la mediana edad!, amando a Dios de una manera nueva y maravillosa, aceptándola a diario. La belleza de la gracia de Dios en todas las formas posibles.

Necesitamos buscar en el exterior, en el interior y en lo superior, porque cada crisis puede ser transformada en una exitosa celebración. Hemos sido salvados por la gracia; la gracia se nos dió como un  existente regalo de Dios, lo que llenó nuestra vida de novedad y frescura.

Porque por gracia ustedes han sido salvados mediante la fe; esto no procede de ustedes, sino que es el regalo de Dios (v 8)

La gracia es lo que nos ayuda a superar la crisis de la mediana edad o cualquier otro tipo de crisis que atravesemos en la vida. La gracia nos libra de todo pecado, la gracia eleva a nuestra alma a las alturas, día tras día. Oh la profunda e inherente alegría que encontramos en Cristo. Todo por su hermosa gracia.

Beverly Ivany