Apocalipsis 15

 
 

Apocalipsis 15

23 de diciembre de 2015 
Por Philip Layton

 

VÍDEO:

Apocalipsis 15:3-4
LA canción del sirviente de Dios
Moisés y el cordero
Grandiosas y maravillosas son tus obras, Señor todo poderoso.
 
Justos y verdaderos son tus caminos
Rey de las naciones
 
¿Quien no te temería Señor?
¿Quien no glorificaría tu nombre?
 
Tú eres santo
Todas las naciones vendrán y te alabaran, tus correctos actos serán revelados
Rey de los tiempos, Todo poderoso Dios
Alabanza y Gloría a tu nombre
Tú eres santo, eres correcto
Esperanza del cielo, veníamos a alabarte
Grandiosos y verdaderos son tus caminos
Rey de los tiempos, Todo poderoso Dios
Alabanza y Gloría a tu nombre
Tú eres santo, eres correcto
Esperanza del cielo, venimos y te alabamos
Grandiosos y verdaderos son tus caminos
Rey de los tiempos, Todo poderoso Dios
Alabanza y Gloría a tu nombre
Tú eres santo, eres correcto
Esperanza del Cielo hemos venido a alabarte
Grandiosos son tus caminos
Rey de los tiempos, Todo poderoso Dios
Alabanza y Gloria a tu nombre
Esperanza del cielo, hemos venido a alabarte
Grandiosos y verdaderos son tus caminos
 
 

‘Grandes y maravillosas son tus obras, Señor, Dios Todopoderoso’

Preguntas para compartir

  • ¿Con que acciones 'grande y maravillosa' puede adorar a Dios para hoy?

 

Profundizando con “Palabras de vida”

La liberación, en el Nuevo Testamento, es a menudo comparada con la liberación de Israel en el Éxodo. El Éxodo esta en la mente de Juan aquí, ya que registra un himno similar al  de Moisés de alabanza a Dios por la liberación de Israel de Egipto (Éxodo Capítulo 15). En este punto, podríamos esperar que se trate de la escena final y de que el juicio se produzca inmediatamente. Pero Juan nos mantiene en suspenso.

Él ha dado tres imágenes separadas de la tribulación, no por razones históricas, pero para dar énfasis a su punto. George Caird ha descrito el método de trabajo de Juan como como un caleidoscopio, donde la luz se refleja de muchas maneras diferentes a pesar de que estés todo el tiempo mirando las mismas piezas de vidrio a través del mismo aparato

Las siete plagas anunciadas por estos siete ángeles siguen un patrón similar al de los siete sellos que se describen en los capítulos seis, siete y ocho. Las siete trompetas siguientes - que aumentan nuestra anticipación al fin. Pero el Éxodo fue sólo el comienzo de la salvación para los hijos de Israel. Se les debía recordar que debían poner su atención en Dios. Así también aquí, vemos cómo hay que adorar a Dios y prestarle atención, incluso en medio de una gran angustia. Dios puede parecer escondido ahora - escondido, como Juan lo describe por el humo que llena el templo, o como el humo que ocultaba la Gloria de Dios durante el Éxodo. Pero un día lo veremos cara a cara, y finalmente será capaz de cantar la canción del Cordero, con claridad y sin impedimentos.

Para considerar

Oh, cómo me gustaría ver su cara, mi Señor mirando!
¡Oh, cómo me gustaría tomar mi lugar, su envolvente brazos!
Algún día voy a cruzar la vieja marea de Jordania,
Algunos días las puertas se abrirán de par en par,
Entonces me arrodillare a sus pies, contemplando a mi Señor.
Algún día voy a ver su rostro bendito,
Algún día voy a ver su rostro bendito,
Escucho la música de su voz, oh alegre y dulce día.

(Arthur S. Arnott)

Beverly Ivany