Apocalipsis 1

 
 

Apocalipsis 1

03 de diciembre de 2015
Por Philip Layton

La revelación dada a Juan como profecías para tomar en serio

Preguntas para compartir

  • ¿De donde proviene el libro del Apocalipsis (v 1)?
  • ¿Por qué el versículo 3 es un incentivo extra para tratar de entender este libro?
  • ¿Crees que Jesús vendrá nuevamente (vs 4-8)?
  • ¿Piensas que Jesús es el Mesías o que es el rey de reyes (vs 12-18)?

 

Profundizando con “Palabras de vida”

Las siete iglesias elegidas para ser beneficiarias de esta visión representaban los distintos tipos de iglesia que existían en el momento de la escritura. En realidad, son una imagen colectiva de las iglesias de todos los tiempos: iglesias con puntos fuertes, pero también con ciertas debilidades.

Las iglesias mencionadas iban a recibir la visión. Pero nosotros, como miembros de la iglesia,  también seremos beneficiarios de esta visión. Para leerlo, escucharlo; para asegurarse de que estamos bien con Dios en todos los aspectos de nuestras vidas - puros y santos delante de él.

Juan estaba en el Espíritu - en sintonía con Dios - cuando oyó de repente una voz fuerte. Volviendo a ver quién era, vio siete candeleros. Hoy en día en el Arco de Tito en Roma, todavía se puede ver la imagen tallada del candelabro de siete brazos del templo que los romanos capturaron en el sitio de Jerusalén en el año 70. El candelabro que proporcionó iluminación para el lugar santo y simboliza el testimonio de Israel al mundo. En la visión de Juan, los candelabros estaban separados - representando las siete iglesias.

Caminando junto a ellos como “hijo del hombre” (v 13) Él usaba una larga capa con toques dorados y tenía el pelo blanco, indicando antigüedad, eternidad. Sus ojos eran como llamaradas de fuego, viendo todo. Su voz, como una trompeta representando fuerza y autoridad. Y de su boca salía una espada de doble filo; su rostro brillaba en su magnífico esplendor.

Para Juan, la visión fue abrumadora cayó en el Hijo de Pies del hombre, como si estuviera muerto. Entonces Jesús se acercó, colocando su mano sobre Juan, y dijo:

 “No tengas miedo, soy quién vive” (vs 17, 18)

Jesús vio a todas las iglesias de hoy en día y a todos nosotros, Él camina junto a nosotros, probando nuestra efectividad mientras entregamos la luz del Evangelio al mundo. ¿Él esta complacido con nuestra iglesia? ¿Con nosotros?

Beverly Ivany
Arch of Titus photo: Steerpike (Creative Commons)