2 Timoteo 4

 
 

2 Timoteo 4

08 de Octubre de 2015
Por Philip Layton

 

Pablo enfatiza la importancia de una sana doctrina

Preguntas para compartir

  • Una vez más, Pablo menciona que el juicio de los muertos será un evento futuro (v 1) ¿Qué podemos aprender de esto?

 

Profundizando con “Palabras de vida”

El zoológico de Toronto, Canadá, no la ha pasado nada de bien, ha perdido dinero intentando cuidar a todos sus animales. Pero las cosas cambiaron rápidamente con la llegada, desde China, de dos pequeños pandas en el 2013.  En préstamo por cinco años. De pronto los pandas se convirtieron en la atracción principal y se espera que atraigan 300.000 visitantes extras anualmente. ¡El zoológico se ha renovado y tiene un futuro brillante!

Pablo cierra la segunda carta a Timoteo con comandos u órdenes. Si iba a haber una renovación y un mejor futuro para la iglesia en Efesios, debía ser la siguiente:

Predicada por el mundo. Sí, esta era una orden para Timoteo, pero también lo era para nosotros.

Para todos los cristianos. Estamos para llevar a otros a Cristo: a su verdad, a su palabra. El mensaje del Evangelio es fundamental para todo lo demás.

Estar preparado a tiempo y fuera de tiempo. Debemos estar siempre alerta. Hay cosas que nos puedes distraer. Pero debemos aprovechar todas las oportunidades para acercarnos a los demás, atestiguando la Gracia salvadora de Dios, incluso cuando no sea conveniente.

Corregir: A la mayoría de nosotros no nos gusta corregir a los demás. No nos gusta la confrontación. Pero si llegase a ser necesario, debemos actuar en el espíritu del amor.

Reprender. Tampoco nos gusta esto, pero las consecuencias del pecado de alguien afectan a todos los demás. Debemos hacer algo de una manera cristiana.

Animar: tal vez es seguro decir que no hacemos lo suficiente en esto. Es nuestra responsabilidad como creyentes, animar y ayudar a los otros a vivir en una manera correcta, pura, buena, santa.

No necesitamos lindos ositos panda o algo similar, para atraer a la gente a Jesús. Simplemente necesitamos gente que sea obediente a Cristo y fieles a él. Entonces seremos capaces de hablar como el apóstol Pablo:

He peleado la buena batalla, he terminado la carrera, me he mantenido en la fe (v 7).

Beverly Ivany