1 Tesalonicenses 2

 
 

1 Tesalonicenses 2

17 de septiembre de 2015 
Por Philip Layton

 

Pablo le recuerda a la Iglesia su última visita y su deseo de visitarlos nuevamente.

Preguntas para compartir

  • ¿Qué es la palabra de Dios (v 13)?
  • ¿Crees que Pablo pensaba que Satanás era real (v 18)?
  • ¿Qué crees y por que?

 

Profundizando con “Palabras de Vida”

Los tesalonicenses recibieron la Palabra de Dios como una verdad. Ellos no cuestionaron si era real o no. Desde el principio sabían que venía de Dios. Aunque la vida no era fácil para ellos, ya que enfrentaron mucho sufrimiento por causa del evangelio.

Tú sufriste por tus conciudadanos (v 14)

Sin embargo, los tesalonicenses continuaron llenos de gracia. Pablo lo sabía, porque el recibió un reporte de Timoteo, un reporte que hablaba sobre el amor inquebrantable ante situaciones complejas, lo que revelaba su fe, su amor, lo que entregaba mucha felicidad al corazón de Pablo.

Timoteo ha traído buenas noticias sobre vuestra fe y amor (3:6)

Incluso en dificultades y sufrimiento, ellos seguían firmes en su fe, teniendo felicidad y paz en sus corazones.

En el 2012, las Naciones Unidas elaboraron el primer informe mundial de la felicidad, observando 58 países y  midiendo cinco importantes facetas de la vida: familia, salud, ingresos, libertad y falta de corrupción.

Los países fueron evaluados y sorprendentemente, aquellos que eran considerados pobres fueron calificados como “países más felices” que aquellos con grandes recursos. Los países anteriormente nombrados tienen mayor  crimen, corrupción y avaricia. El reporte finaliza con las siguientes palabras: “La felicidad varía más con la calidad de las relaciones que la de los ingresos. Existe muchas cosas, que causan felicidad y no requieren recursos de ningún tipo”

Nos gustaría añadir que solo se necesita un recurso y ese es el que encontramos en Cristo Jesús, quién nos brinda alegría, felicidad, gozo, paz interior, ojala podamos vivir para él y por él en nuestro día a día.