I Corintios 2

 
 

I Corintios 2

10 de Julio 2015
Por Philip Layton

La sabiduría de Dios es revelada

Preguntas para compartir

  • ¿De que manera es más fácil para un intelectual humilde aceptar el evangelio que para un intelectual orgulloso?
  • ¿De que forma la sabiduría de Dios es superior a cualquier sabiduría humana?

 

Profundizando con “Palabras de Vida”

Detente por un momento y piensa en alguien, que según tu opinión es sabio. Puede ser alguien que haya fallecido, pero sigue siendo recordado con una gran cariño y un profundo aprecio. ¿Qué cualidades tenían que los hacían tan sabios? ¿De qué manera sus sabios consejos te ayudaron?

La sabiduría divina es esencial para el crecimiento espiritual, aunque se nos ha dicho en esta carta que ciertas cosas han sido escondidas de nosotros.

Más bien, exponemos el *misterio de la sabiduría de Dios, una sabiduría que ha estado escondida y que Dios había destinado para nuestra gloria desde la eternidad (v 7).

Pero Pablo señala que el Espíritu nos revela la sabiduría de Dios a su momento: mientras leemos y estudiamos su palabra, pasamos tiempo en la oración, la comunión con fuente de toda sabiduría. ¿Podemos empezar a comprender que depara Dios para nosotros, si confiamos en él por los días que nos quedan? La puerta esta abierta ante nosotros. Él nos anima a atravesarla, con los ojos bien abiertos, para ver todas las oportunidades que tiene para nosotros. Los sueños son posibles porque Dios nos ama profundamente. La sabiduría se nos revela. Que maravilloso, que asombroso, que emocionante.

¿Estamos listos? ¿Estamos capacitados para avanzar, con gran anticipación y participar en todo lo que Dios tiene para nosotros? Pablo responde con un sí, porque:

… Tenemos la mente de Cristo (v16)

Que hermoso, que aleccionador, que maravilloso es nuestro Dios

Acción

Contáctate con personas que consideras sabias. Anímalas, agradécele por todo lo que están haciendo. Luego ora por ellos; o mejor aún ora junto a ellos. El corazón de Dios se bendecirá.