OCTUBRE 2012 (ESPAÑOL)

Queridos Amigos,

Permítanme compartir con ustedes mi encuentro con Julie. Julie parece saber todo lo que se debe saber acerca de las plantas. Un día ella vino a mi oficina y noto los restos de dos plantas de orquídeas. Ante mis ojos ellas estaban en sus últimos días de vida y pronto serian tiradas al basurero. Hermosas mientras duraron, pero tuvieron ya su día. Pero no era así para Julie. Ella me pidió que las conservara ya que un día florecerían nuevamente. Pasaron los meses y lo escéptico en mi se preguntaba si Julie realmente sabia acerca de plantas. Imagínense la sorpresa cuando un día emergió un brote y luego un capullo. Ahora estoy mirando una hermosa orquídea con cuatro capullos más, a punto de abrirse. Julie vio algo que yo no pude ver porque ella sabía algo que yo no sabía.  

Lo que presenciamos en Praga durante el reciente congreso europeo, dijo una misma historia. El Ejército en Europa Central y Este fue proscripto en algunos países – sin vida y sin forma, ni siquiera ha existido en otros. Ante los ojos humanos – ¡muerto! Pero, el Señor sabía que había un Ejército esperando irrumpir a través de la tierra seca para que pueda brotar y luego florecer. Cuando los salvacionistas de otras partes del mundo unieron sus manos con esos nuevos salvacionistas a mientras cantábamos Vendrán del Oriente, vendrán del Occidente, ustedes habrían captado la visión de un Ejército – misional en naturaleza y audazmente comprometido para seguir adelante con fe. ¿Cómo podemos explicar todo esto? Es el poder de resurrección de nuestro Señor que no sólo trae vida a un individuo, pero que levanta al pueblo de Dios como un poderoso testimonio. Desde 1990, el Ejército ha sido abierto o reabierto en trece países europeos. 

En Gana, aunque las circunstancias eran diferentes y diversas las ocasiones, el Señor me mostro a la esperanza hecha realidad cuando compartí en el fin de semana del comisionamiento y su  aniversario de 90 años. Uno no puede ser parte de la celebración sin creer que el Señor esta bendiciendo y continuará bendiciendo a su Ejército. Este movimiento del Espíritu no es sólo visto en el continente europeo o africano. En la división de ‘East Midlands’ (Territorio del Reino Unido), las tres reuniones en diferentes partes de la división me contaron la misma historia. Los salvacionistas están sintiendo un viento fresco, fuego fresco. Dios tiene su plan y  está abriendo nuestros ojos para ver lo que puede suceder.  

Recientemente, hemos tenido, en Sunbury Court, el Consejo Consultivo del General. Las tres reuniones de cada año siempre incluyen la participación de los comisionados del CGI y también de 12 a 15 representantes de los líderes territoriales de todo el mundo salvacionista. Los temas para estas reuniones son tomados del plan internacional de visión. En nuestra reunión de septiembre nos centramos en la evangelización. Los oradores invitados trataron con el tema de evangelismo dentro de las áreas de la edificación de enlaces, alcanzando a los jóvenes y a los niños con el evangelio y evangelizando a las personas mayores. Mientras que las discusiones e información eran estimulantes, todos admitimos que debe ser mucho más que palabras. Debe estar al frente del ministerio del Ejército a nivel de las bases, no solo corporalmente, pero personalmente.

Los temas mencionados en esta carta son motivos de gozo y gratitud. Pero todavía nos quedan algunos desafíos con los que se enfrenta el Ejército. No se puede desestimar el poder de la oración. La intercesión y la petición son fundamentales. Necesitamos su visión de las cosas. Debemos buscar su sabiduría, guía y gracia. Sí, podemos confiar en el Señor que sostiene el presente y el futuro en sus manos. Pero, esto no es solamente cierto para el Ejército. Esto es cierto para cada uno de nosotros. 
Dios les bendiga ricamente a medida que viven en comunión con Él, regocijándose con cada provisión de gozo en la vida y toda gracia para los desafíos de la vida.

Sinceramente,

Linda Bond
Generala

SOCIAL MEDIA