JUNIO 2011

Carta Pastoral

Amados Salvacionistas:

En esta mi primera carta pastoral, desde que asumí el cargo de Generala en abril, quiero compartir con ustedes algo personal, y al mismo tiempo hacer hincapié en lo que tenemos en común.

Mi crecimiento en el Cuerpo de New Aberdeen en Nova Escocia, Canadá me proporcionó un claro conocimiento del evangelio de Jesús. Cuando niña, no solo sabía que le podía aceptar como mi Salvador pero también fui enseñada a servirle. En última instancia, ese servicio me condujo a decir si al claro llamado del Señor para ser una oficiala. La variedad de nombramientos en los 42 años pasados han demostrado que el Señor abre las puertas de las oportunidades y nos da una gran realización y bendición. Nunca nos decepciona como Señor y Salvador. Obedecer, confiar y vivir para Él son mis grandes alegrías.

Sin duda, también ustedes habrán tenido un encuentro personal con el Señor que ha transformado el curso de sus vidas. Cada experiencia es diferente pero, lo que tenemos en común es que juntos servimos al Señor en el Ejército de Salvación.

Hemos sido bendecidos con un maravilloso patrimonio y el futuro es tan brillante como las promesas de Dios. Sin embargo el presente conecta a los dos, ¿no es así? Construimos sobre el pasado y trazamos el curso para el futuro con nuestra fidelidad a Su misión en el presente. Sin duda, todos deseamos ser parte de un Ejército del siglo 21 ¡llenado por el Espíritu! Mucho depende de nuestra respuesta al Espíritu pero, no podemos imaginar lo que Dios tiene guardado para el Ejército que Él levanto. Necesitamos buscarle, mantenernos al paso de Su Espíritu y hacer de Su misión nuestra prioridad.

Muy pronto van a recibir la petición de sus líderes de territorio/comando sobre la forma en la que nos vamos a reunir en oración. Desde el primero de Setiembre vamos a tener, cada jueves, una reunión de oración internacional de 30 minutos. Los territorios y comandos han sido solicitados a elegir una media hora entre las 5 a 8 de la mañana y vamos alentar a los salvacionistas a orar por el Ejército y por las prioridades de nuestra misión. Debido a que servimos en diferentes zonas horarias, existe la posibilidad de que durante todo o la mayor parte de cada jueves, el Ejército de Salvación estará en oración. Espero que también ustedes se unirán a nosotros, en grupos o individualmente. En breve habrá la información disponible en la página web de la Generala. Me uniré a las 7.30 de la mañana, hora de Londres, junto al personal del Cuartel General Internacional.

Termino esta carta con uno de mis versos favoritos de la Escritura; el Salmo 143:8: "Hazme oír por la mañana tu misericordia, porque en ti he confiado". El salmista susurro esta oración en medio de circunstancias adversas. Sin embargo, puede ser una oración diaria, en el mejor de los casos y en el peor de los casos. Y será una oración que Dios siempre va a responder.

Deléitense, estén seguros y compartan en Su amor.

Que Dios les bendiga ricamente,

Linda Bond
Generala

SOCIAL MEDIA