Más de alguna vez, durante nuestro desarrollo, soñamos con metas, logros posibles de alcanzar, porque nos parecían tan cercanos, casi alzar nuestras manos y tomarlos, pero... se vieron interrumpidos abruptamente por factores ajenos, inesperados; temores, frustraciones, decepciones y, simplemente, nos conformamos con marcar el paso, como nuestros antecesores lo hicieron.

Basta ya!! Esta es una nueva generación desafiada a romper con los prejuicios y paradigmas del pasado. Con prioridades más actuales y que hoy responde a una sola voz a esta juventud... ¿Qué te detiene?... Muévete.

La juventud de la División Sur, alrededor de 100, reunidos en el Complejo Angostura los días 27 al 29 de Octubre, recibió el impulso a ser ejemplo de movilización; no más estancamiento, no más timidez, no más cadenas... ¡Libertad! Libres para correr, libres para actuar, libres para cantar y dejar que el Espíritu Santo se mueva.

Es cierto que estuvieron regidos por un programa, sin embargo, era necesario para alcanzar resultados. Temas y Expositores, con un solo objetivo, “motivar a los jóvenes a expandir el Reino de Dios.”

 

Temas:

 

  1. Prejuicios que me detienen

  2. ¿Cuáles son mis prioridades en el tiempo actual?

  3. Paradigmas actuales en la formación actual del joven

  4. ¿Qué te detiene?... Muévete.

 

 

 

Agradecemos cada tema expuesto, esto fue llevando a la juventud a responder, primero frente a la presencia de Dios porque en cada reunión el Espíritu Santo se movió y ellos lo dejaron actuar. Las prédicas o Mensajes fueron el impulso final, sólo bastó ese “clic” para que ellos soltaran ataduras.

El programa nocturno del día sábado parecía que no tendría final, cada grupo de jóvenes presentó lo que habían preparado como ofrenda al Señor, entre la actuación y coreografía nos emocionó la ofrenda de las jovencitas del Cuerpo de Angol, un video motivador preparado por ellas, con un poco de ayuda, pero su creación. Damos gracias a Dios por el ministerio que hace la Capitán Marcia Echegaray en el nombramiento. Estuvo como invitado el Teniente Coronel Alex Nesterenko, quien predicó a través de la parábola del Hijo Pródigo. Ese “clic” se hizo sentir y el Espíritu Santo tomó luego el control. Una juventud que aún es sensible a su poder respondió y se levantó con gozo para continuar alabando y adorando al Dios Todopoderoso.

Toda actividad se entrelazó, esa libertad se sintió, aquella que involucra esa gota de confianza en nuestros jóvenes del Sur. Una conducta sana, un comportamiento amable, un compartir sin diferencias ni de edad o de nombramiento.

Tuvieron tiempo de piscina, de recreación, deportes y, comida... sabrosa y abundante comida. No hay duda que disfrutaron cada minuto, cada programa y el hermoso espacio de la naturaleza.

 

 

 

En nuestros jóvenes hay potencial, un gran caudal de ideas, sueños, anhelos y son herramientas vivas para crecer y hacer crecer sus ligas y sus iglesias.

Finalizo recordando las palabras del Apóstol Pablo al joven Timoteo:

 “Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.” (2°Timoteo 1:7)