Apocalipsis 4

 
 

Apocalipsis 4

08 de Diciembre de 2015 
Por Philip Layton

 

 

Vídeo:

Apocalipsis 4

Después de todo mire ante mi la puerta que estaba abierta en el cielo y la voz que escuche al principio hablando conmigo como una trompeta diciendo "ven aquí y te mostraré lo que vendrá después de esto"
El primero de los seres vivientes era semejante a un león; el segundo, a un toro; el tercero tenía rostro como de hombre; el cuarto era semejante a un águila en vuelo. 8 Cada uno de ellos tenía seis alas y estaba cubierto de ojos, por encima y por debajo de las alas. Y día y noche repetían sin cesar:
Santo, santo, santo es el Señor Dios Todopoderoso,
Temprano en la mañana nuestra canción se elevara para ti
Santo, Santo, Santo misericordioso y poderoso
Dios en tres personas, bendita trinidad
Cada vez que estos seres vivientes daban gloria, honra y acción de gracias al que estaba sentado en el trono, al que vive por los siglos de los siglos, 10 los veinticuatro ancianos se postraban ante él y adoraban al que vive por los siglos de los siglos.
Santo, santo, santo
Señor, todo poderoso
Todos deben alabar el nombre de Dios en la tierra, el cielo y el mar
Santo, santo, santo misericordioso y poderoso
Dios en tres personas
Bendita trinidad

 

Juan es elevado para tener una vista del cielo

Preguntas para compartir

  • Se le dice a Juan que le mostrara lo que tiene que suceder “después de esto” (v1) ¿Después de que?
  • ¿Se le cuenta a Juan sobre las cosas que sucederán?
  • No es frecuente tener tal vislumbre del Cielo ¿Cómo te hace sentir la lectura de este capítulo?

 

Profundizando con “Palabras de vida”

¿Ha pensado mucho en el Cielo últimamente? ¿Qué va a ser? ¿Lo que va a hacer una vez allí? Al apóstol Juan se le dio una visión. Las vistas, los sonidos, las impresiones. ¡Alucinante! Luego se centró en una sola cosa: el 'trono' - y el que está sentado en el trono.

La apertura de los tres capítulos de Apocalipsis presenta a Cristo entre sus iglesias, simbolizados por los siete candeleros de oro. En esta segunda visión, comenzamos una nueva sección. Juan se levantó "en el Espíritu" de la isla de Patmos a las realidades del cielo. Él no ve todo el Cielo, porque no se da una descripción completa de todo lo que hay. Pero de pronto se da cuenta que todo gira en torno al trono, porque el trono de Dios es el centro del universo. Es el punto inmovible de referencia para todo lo demás. Así como los antiguos navegantes desviaron sus barcos por la Estrella del Norte, por lo que los cristianos deben orientar sus vidas por la soberanía de Dios - representada por el trono, el centro de la autoridad para nuestras vidas.

Los cuatro seres vivientes son por el trono, así como los 24 ancianos y una miríada de ángeles. Día y noche, todos dicen:

‘Santo, santo, santo es el Señor Dios Todopoderoso, el que era y que es y que ha de venir’ (v 8).

Continúa la alabanza y piensa que un día vamos a estar allí. Pero hasta entonces, demos alabanza ahora a nuestro Señor unidos al decir el versículo de cierre (v 11) en voz alta - como nuestro acto de unidad en el culto el día de hoy:

‘Digno eres, Señor y Dios nuestro de recibir la gloria, la honra y el poder, porque tú creaste todas las cosas; por tu voluntad existen y fueron creadas.’ (V 11)

Beverly Ivany